Blog

Entrevista a Rafael Fernández Campos, Chief Data Officer de Bankia

A finales del mes de mayo, publicamos un Informe elaborado por I-LUMINI sobre uno de los roles más importantes en el ámbito tecnológico en la actualidad: Chief Data Officer. En nuestro afán por ir un paso más allá y entender mejor el rol de un CDO, hemos contado una vez más a Rafael Fernández Campos, Chief Data Officer (CDO) de Bankia, para acercarnos desde dentro a esta figura a través de una entrevista en la que además nos presenta brevemente al Club Chief Data Officer Spain, un espacio exclusivo de reflexión, networking e intercambio de conocimientos entre los Chief Data Officers de las principales industrias y sectores en España. ¡Muchas gracias Rafael!

 

 

1. ¿Cómo definirías la posición de CDO?

 

Si preguntáramos a cualquier compañía qué importancia tiene el dato en su estrategia, con toda seguridad la mayoría de ellas respondería que la relevancia del dato es muy alta. Sin embargo, si pudiéramos indagar sobre la plasmación práctica de esta afirmación en una estrategia del dato clara, definida y dotada de recursos, la respuesta probablemente mostraría una realidad bastante diferente. Pues bien, el Chief Data Officer es precisamente el encargado de elevar el dato a la categoría de activo estratégico y de coordinar todas las acciones necesarias para lograr dicho objetivo.

Las compañías que sí entienden que el dato es un activo de valor estratégico para su modelo de negocio, seguramente ya dispondrán de un Chief Data Officer, aunque su título nominal pueda diferir. Y para las compañías que están iniciando la transformación que supone convertirse en una entidad Data Driven, mi recomendación es clara: ponga un CDO en su vida.

 

 

2. ¿Cuál es el valor de tener a un CDO dentro de la organización?

 

En organizaciones complejas, no contar con un “gobernador del dato” tiene una serie de consecuencias que todos conocemos:

 

  • Existencia de silos de información, con costosas consecuencias en términos de eficiencia y homogeneidad del dato
  • Confusión en términos de negocio
  • Problemas de calidad del dato que conllevan enormes riesgos y costes de oportunidad
  • Falta de foco en la estrategia del dato: priorización, análisis coste-beneficio…

 

Un CDO con apoyo de la alta Dirección tiene unas funciones claras en términos de gobierno y, en muchos casos, calidad del dato, como las palancas imprescindibles para la enorme aportación de valor que supone contar con unos datos bien gestionados.

 

 

3. ¿Dónde tiene que enfocar/poner su energías un CDO?

 

Cada compañía tiene un nivel de madurez diferente en la cultura del dato, lo que lógicamente marca la labor del CDO. De hecho, la propia ubicación organizacional del puesto ya es en sí misma un traje a medida, ya que cada país, cada sector, e incluso cada compañía dentro de un mismo sector, debe amoldar esta figura a su realidad concreta.

Puede ponerse un mayor foco en la monetización del dato y la analítica avanzada, en la calidad del dato, en el Business Intelligence, en la seguridad, en la privacidad… pero hay dos funciones comunes que debe atesorar un CDO: la administración del diccionario de términos y el gobierno de los procesos e intervinientes en el ciclo de vida dato, incluyendo la gestión de la demanda informacional.

 

 

4. ¿Cuáles son los mayores retos de esta posición?

 

El mayor reto sin duda es convencer a la organización de la importancia de disponer de “buenos datos”. Implantar un modelo de gobierno, aun sin ser sencillo, si se cuenta con una estrategia sólida y la esponsorización adecuada, se logra. Lo complicado realmente es hacer que ese modelo de gobierno perdure, sea sostenible, y eso solo se logra mediante la aportación de valor: cada interviniente debe estar convencido de las ventajas que le aporta dotarse de datos gobernados y de calidad. Esta involucración de toda la organización es probablemente el mayor reto del CDO,y es la razón por la cual algunos nos autodenominamos Chief Diplomatic Officer. Este tipo de proyectos de transformación suelen ser largos, costosos y complejos, por lo que hay que combinar sabiamente resultados a corto que consigan mantener el apoyo al proyecto, junto con la implementación del plan de acción a largo plazo.

 

 

5. ¿Cómo se mide el éxito de un CDO?

 

Sin duda el primer éxito de un CDO es existir. Ese hecho ya indica que su compañía está en el camino de crecer en madurez en la cultura del dato. A partir de ahí, el éxito puede medirse de muchas formas, en función del foco:

 

  • El grado de involucración del CDO en la estrategia de la compañía: ¿dispone la compañía de una estrategia del dato? ¿cada proyecto estratégico va acompañado de su análisis a nivel dato?
  • El valor aportado al negocio: ¿contar con datos gobernados y de calidad ha supuesto la elevación del ROI de los modelos?
  • La eficiencia conseguida: ¿ha conllevado la eficientación de procesos una reducción de costes de elaboración de informes?
  • Reducción del riesgo operacional: ¿ha traído consigo el gobierno del sistema informacional menores incidencias de seguridad y accesos?
  • Mejora en los modelos comportamentales de riesgos: ¿contar con una mayor cantidad de datos sobre los que modelizar ha mejorado la predictibilidad de los modelos?

 

 

6. ¿Cuál es el impacto en el negocio?

 

Si entendemos por negocio cualquier usuario de la información, el impacto es elevadísimo en multitud de ámbitos: mejoras en los modelos (monetización del dato, admisión de crédito, comportamentales de riesgo, fraude, prevención del blanqueo de capitales…), que quizá son optimizaciones más evidentes, además de en la propia reducción de riesgo operacional y reputacional, la eficiencia en los procesos de reporting…

 

Por poner un ejemplo muy claro del sector bancario, una baja calidad del dato puede significar que el supervisor te imponga un margen de conservadurismo en tus modelos de riesgo, que te obligue a dotar mayores provisiones, que tienen un impacto directo en tu cuenta de resultados. Este tipo de casos de negocio son muy relevantes a la hora de convencer a la organización del valor de una cultura del dato madura.

 

 

7. Háblanos de la Asociación que habéis creado. ¿Cuál es su objetivo?

 

El Club Chief Data Officer de España se creó a finales de 2017 con el objetivo de convertirnos en un referente en el mundo del dato. Fuimos unos pocos los que comenzamos con el proyecto y hoy más de 60 CDOs de todos los sectores están representados en el Club. Este es un foro en el que compartimos problemáticas, soluciones y experiencias que nos ayudan a progresar. Podríamos decir que se trata de un foro de diálogo exclusivo para profesionales del dato. Es curioso ver que, aun con la enorme diversidad de problemáticas y focos estratégicos de cada una de las compañías representadas, hay una serie de retos que son comunes a todos, con el objetivo siempre de convertir el dato, en cada una de nuestras organizaciones, en un activo de valor estratégico.

 

¿Quieres saber más (todavía) del nuevo rol que todas las empresas quieren y… necesitan? Descárgate el Estudio “CDO: El nuevo rol del futuro”, pinchando aquí.

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.